sábado, 12 de marzo de 2016

Mensaje del 01 de marzo de 2016

CÁTEDRA BRANDARIZ   Historia I-II-III 2016

A nuestros alumnos y a nuestros nuevos alumnos 2016:

En este año, como es habitual, estamos preparando nuestras clases teóricas y prácticas, desde tres meses antes del inicio de clases. En 2016, nos guiaremos por los mismos principios pedagógicos de siempre, actualizando contenidos y modos de encarar la enseñanza pero mirando al pasado desde lo arquitectónico, desde el diseño, la tecnología y la sociedad, para construir un futuro mejor.

Esto significa, siguiendo la huella trazada por nuestros maestros y con fuerte vocación por la Universidad Pública, mirar hacia la arquitectura con un propósito amplio, que permita comprender no sólo los avatares del arte sino también los desarrollos tecnológicos y, fundamentalmente el compromiso social de la arquitectura con la calidad de vida de toda la población.

Durante el año desarrollaremos los contenidos de cada curso por medio de clases teóricas y trabajos de taller, creando entre docentes y alumnos el mismo clima de estudio distendido y cordial de siempre. El taller de Historia es, como el taller proyectual, un espacio para pensar, para imaginar y para descubrir.

Nuestro primer trabajo del año nos llevará a explorar un recorrido urbano, haciendo croquis, tomando fotos, filmando, percibiendo, disfrutando y representando las imágenes de espacios y formas que son históricas y a la vez son parte de nuestro ambiente. Iremos a visitar el Polo Científico Tecnológico (2009-2015) en la zona de Palermo, y su entorno, para descubrir su impacto transformador del enclave al cual, además, pone en valor como parte del patrimonio urbano de la Ciudad.

Como lo ha recordado César Milstein, Bernardo Houssay pensaba que, frente a tantos problemas económicos del país, no podemos "darnos el lujo de carecer de ciencia básica". El reciclaje y la extensión de la vieja bodega hoy convertida en símbolo moderno de nuestra participación en el mundo científico-técnico como lo fue en 1871 el Observatorio de Córdoba impulsado por Sarmiento, es también un caso de estudio valioso para la reflexión acerca de la teoría y la práctica actual y futura en materia de recuperación y desarrollo urbano y arquitectónico.

Las huellas del pasado se entrelazan con nuestro presente y nuestro futuro, y si sabemos descubrir en el paisaje la historia, no perderemos la orientación y el rumbo. Nuestro tiempo y nuestro espacio son nuestro pentagrama para componer con música arquitectónica un futuro mejor.   

A lo largo del año vendrán las clases, el trabajo en las mesas de taller, el diálogo fecundo entre estudiantes y docentes llenos de entusiasmo, en fin, el diálogo de las ideas, las ilusiones, los proyectos.

Ahora, como cada año, ¡bienvenidos a nuestra Cátedra Brandariz!


Buenos Aires, marzo 1 de 2016